Los 6 alimentos que debes dejar de consumir ya mismo si estás sufriendo depresión.

Loading...

Aunque sea muy difícil de entender, estudios científicos han confirmado que la forma en la que nos alimentamos interviene mucho en nuestro estado anímico, pues no solo podemos alterar nuestro cuerpo, sino también nuestra mente. Existen algunos alimentos que alteran nuestro estado mental, impulsándonos en una gran depresión y tenemos que buscar la forma de evitarlos.

6 alimentos que debes evitar ingerir diariamente.

Azúcar:

Los nutricionistas nos expresan que este endulzante altera nuestro organismo de varias maneras: origina el sobrepeso e incluso puede llegar a originar obesidad, altera los niveles de glucosa en la sangre y, acciona rápidamente en nuestro cerebro después del subidón, permitiendo que tengamos síntomas depresivos de forma casi instantánea.

Sacarinas:

Las sacarinas son un tipo de endulzante artificial que se halla no solo en los refrescos “dietéticos”, sino también en algunas golosinas. Es importante resaltar que la manera de que una bebida sea “ligera” no quiere decir que estas exento de padecer un subidón de energía, porque aunque no tenga completamente el elemento azucarado, el químico de igual forma hace estragos en nuestro organismo, siendo uno de los principales causantes de depresión de la población actual.

Cafeína:

Este tipo de bebidas incrementan la energía del cuerpo en poco tiempo, pero así como producen el subidón, también pueden llegar a producir fatiga crónica y producir una depresión leve, siempre y cuando no se consuman con demasiada frecuencia. El café, líquidos energéticos, gaseosas, e incluso el té tienen este elemento.

Bebidas alcohólicas:

Todas las personas que consumen alcohol han asegurado que una pequeña copa logra ofrecerles una sensación de felicidad y optimizar un poco sus emociones, no obstante, al consumir más y más del líquido, suelen a tener alteraciones depresivas cuando llegan a la etapa de ebriedad, demostrando que el alcohol es un licor muy depresivo.

Frituras:

Aparte de originar obstrucciones arteriales por el almacenamiento de grasas, altera considerablemente el sistema nervioso debido a la mala circulación sanguínea producto a la saturación, llegando a percibir sueño, apatía, fatiga y tristeza luego de ingerir frituras o pasteles.

Sal:

Su ingesta reduce la ideal absorción de potasio en nuestro sistema, produciendo que se produzcan distintas alteraciones neurológicas y muchos malestares corporales. La depresión es uno de los padecimientos más frecuentes cuando se tiene un exceso de sal.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *